COMO FILETEAR EL LENGUADO

Lenguado común, es una especie de lenguado que pertenece a la familia Soleidae, que es el más abundante. Sus propiedades lo convierten en uno de los peces más apetecibles del mercado debido a su buen precio y a su exquisito sabor es de carne blanca. Tiene poca proteína, aunque es de alto valor y poca grasa, ideal para hacer dieta.

Existen múltiples recetas para cocinarlo con gustos y texturas distintas.

El Lenguado es un pez plano que en su costado superior presenta un color marrón grisáceo que le permite camuflarse con el fondo marino para evitar a sus depredadores, la parte inferior del Lenguado es blanca, se trata de un pescado muy apreciado como alimento debido a su suave sabor. Además y a diferencia de otros pescados, es muy fácil de filetear, proporcionando filetes que no pierden consistencia mientras son cocinados, un alivio, no hay nada que me dé más rabia que se me deshaga un pescado al cocinarlo.

Necesitamos una tabla o fibra de cortar es igual si es de madera o de polietileno, un cuchillo de filetear que separe la espina con facilidad.
Un cuchillo de hoja larga, flexible, filo liso. Con el filetearemos lenguado, pescados, pechugas de pavo o pollo.

Recomiendo que en la pescadería nos limpien el pescado, que le quiten piel, cabeza y huevas si las hay. Si lo compramos sin limpiar podemos hacerlo así:

Hacemos un primer corte con el cuchillo de filetear. En un ángulo desde justo detrás de la cabeza en el lado posterior, o sea, el lado sin agallas y cortar hasta la cola. Quitar la cabeza con otro cuchillo. Hemos de asegurarnos de no cortar a través de la columna vertebral, pero si lo quiere hacer, ya es otro tipo de corte y la forma de hacerlo es cortar el primer corte explicado antes, pero luego girar el cuchillo hacia la cola del pez y deslizarlo sobre la columna vertebral. Quitar la cabeza.

Sacaremos los lomos uno a uno siguiendo con el primer tipo de corte:

Después del corte del lado sin agallas, cortamos el lenguado a la mitad siguiendo la espina dorsal con el filo del cuchillo. Una vez cortado sacamos el primer lomo. Vamos metiendo el cuchillo poco a poco desde la espina dorsal hacia a fuera. Cuando lleguemos con el cuchillo a esa parte, cortamos por fuera, donde están las espinitas y ya está listo el primer lomo.
Hacemos lo mismo con el otro lomo y ya tenemos un lado listo.

Le damos la vuelta al lenguado y hacemos lo mismo que en el otro lado, para sacar los otros dos lomos.

¿Sencillo, no? No hay excusa para preparar un exquisito lenguado.